lunes, junio 27, 2022

Jéssica Jaramillo: Yo le dije a Jorge Yunda que no ceda ante las mafias y, obviamente, no me hizo caso | Política | Noticias

De obligada lectura

Exfuncionaria de Jorge Yunda, la abogada patrocinó el pedido de remoción en contra del alcalde de Quito.

En su despacho de abogada, ubicado en el sector de La Mariscal, en el centro norte de Quito, Jéssica Jaramillo recibió la visita de EL UNIVERSO para contar su experiencia como patrocinadora del pedido de remoción al alcalde Jorge Yunda. Su alegato fue clave para que catorce concejales votaran a favor de removerlo del cargo.

La denunciante fue Carolina Moreno y las dos forman parte del Frente de Profesionales por la dignidad de Quito.

¿Por qué pidieron la remoción del alcalde Jorge Yunda?

Porque es un mal funcionario, que no escucha a la ciudad, y es una persona que no ha tenido el mínimo de dignidad para reconocer errores y para reconducir su gestión. Creo que, ante los oídos sordos que ofreció a la ciudadanía, esta era la última acción que se debía tomar en contra de él.

¿Qué expectativas existen en el caso de concretarse la salida del alcalde?, tomando en cuenta que todavía le queda la consulta al Tribunal Contencioso Electoral.

Las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana. Tenemos que esperar y conminarle al vicealcalde (Santiago Guarderas) para que se realice una transición que empiece por ordenar la casa. Hay que revisar la estructura municipal, el personal, transparentar las cuentas y los proyectos. El Metro, por ejemplo, es un proyecto más que importante y no hay ningún tipo de responsabilidad sobre lo que se ha hecho.

Las políticas sociales no pueden seguirse manejando como dádivas, regalos o migajas. También tiene que haber un plan de reactivación económica. Quito es una de las ciudades que tienen más del 30% de desempleo joven. A los jóvenes hay que darles una alternativa y creo que la municipalidad tiene las herramientas. Por eso es tan importante hablar de la alcaldía de transición, para recuperar la institucionalidad.

Usted dijo que su posición no tiene precio y que no se vendería, ¿cree que eso pasó con Marcelo Hallo?

Creo que Marcelo Hallo tiene que responder por sus acciones, nosotros tuvimos la precaución de ser muy profesionales, muy técnicos al momento de elaborar la denuncia de remoción y al anexar todos los documentos que enviamos. Son producto del trabajo de cerca de un año, que empezó en 2020, cuando logramos armar una veeduría ciudadana.

¿Pensaron también en desistir?

Jamás, porque nuestro trabajo ha sido técnico, jurídico, comprometido con el bien común. Venimos trabajando cerca de diez años en temas de presupuesto participativo, participación ciudadana, observatorios y frente a eso desistir era impensable. Y el decir que no tenemos precio era por si a alguien se le ocurra intentar proponer alguna otra cosa. Ya conocemos las prácticas y tampoco nos amedrentan.

Altos y bajos en la gestión de Jorge Yunda

Jéssica Jaramillo nació en Nueva Loja, a los 6 años llegó a Quito, estudió en la escuela Naciones Unidas, en El Tejar, en el centro de la capital. Se graduó en la Universidad Central de abogada y realizó una maestría de Estudios Políticos en el Instituto Ortega y Gasset, adscrita a la Universidad Complutense de Madrid. Terminó la maestría en Derecho en la Universidad Andina. Actualmente preside la Fundación Contra la Violencia, que aborda políticas de prevención.

Como funcionaria del extinto Ministerio de Justicia, Jaramillo se involucró en el informe sobre el asesinato del general Jorge Gabela. Por ello, denunció en el 2015 que fue víctima de persecución política e incluso de agresión sexual.

¿Usted trabajó en la gestión de los mercados recientemente?

Fui directora de Mercados en el 2019 (pertenece a la Agencia de Coordinación Distrital de Comercio del Municipio de Quito) y me encontré con una pared enorme cuando nos propusimos hacer una evaluación de todos los mercados. Les “baipaseamos” a los dirigentes, preguntábamos directamente a los comerciantes… Creo que eso pudo haber sido un error o una ventaja. El error a lo mejor fue que desconocíamos el poder de negociación política de estos dirigentes, pero la gente de estos sectores es humilde, como nosotros.

Es decir, ¿usted fue funcionaria en la administración de Jorge Yunda?

Así es, en una reunión, en su despacho, cuando me iba a nombrar coordinadora de Comercio y no lo hizo, porque presionó la dirigencia de los mercados, yo le dije: No ceda ante las mafias, porque si cede hoy, le van a secuestrar los cuatro años. Y, obviamente, no me hizo caso. Entonces yo tomé mucha distancia.

¿Piensa en alguna candidatura a futuro?

Una tiene que aprender a disfrutar y concentrarse en los procesos. Hoy esto es absolutamente ciudadano. Creo, además, que esta ciudad y el país merecen mejor gente en los distintos espacios de activación política y ciudadana. He estado muy cómoda trabajando en mis espacios, lo que nos da la libertad de no tener una estructura partidista o política. Pero tengo una formación: soy socialdemócrata, formada y convencida. En el año 2010 estuve muy cercana al Partido Socialista Obrero Español y aprendí mucho. Tengo un extracto político de centroizquierda.

Entonces, no niega esa posibilidad

Creo que hoy no es el momento, el compromiso es mucho más grande que una cuestión de egos personales y hay una responsabilidad de la gente sobre quienes estuvimos en esta sesión (del Concejo Metropolitano). Siempre hay que tratar de que estos sean temas más colectivos que personales. Toda persona es política por naturaleza, pero creo que hoy hay que centrarse en este proceso ciudadano. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Último artículo