sábado, julio 2, 2022

Defensa de Pablo Celi trabaja en dos frentes para impedir que se declare el abandono de su cargo de contralor subrogante | Política | Noticias

De obligada lectura

El contralor subrogante, Pablo Celi, es uno de los trece procesados por el delito de delincuencia organizada dentro del denominado caso Las Torres.

El 14 de junio próximo se cumple la licencia de 60 días sin sueldo solicitada a la Contraloría General del Estado (CGE) por el contralor subrogante, Pablo Celi, y su defensa trabaja en los frentes legales y administrativos para evitar que se declare el abandono del cargo.

La licencia fue solicitada por el contralor una vez que fue detenido junto con ocho personas más y se les formularon cargos por el delito de delincuencia organizada. La madrugada del 14 de abril pasado se inició una instrucción fiscal y Celi, su hermano Esteban Celi, el exsecretario de la Presidencia José Agusto Briones y su hermano Luis Adolfo Agusto recibieron orden de prisión preventiva.

Contralor (s) Pablo Celi da positivo por COVID-19 y se mantiene en el hospital Eugenio Espejo, en Quito

Desde el 2019 la Fiscalía investigaba de forma previa a una red de corrupción que operaba desde la CGE, la Secretaría General de la Presidencia de la República y Petroecuador para exigir dineros a modo de sobornos a cambio de desvanecer glosas en la CGE y facilitar la liberación del pago de planillas que adeudaba la estatal petrolera a Nolimit.

Se presume que desde la Contraloría se desvanecieron al menos cinco glosas por aproximadamente $ 13 millones.

La defensa del contralor Celi, Marcelo Ron, reconoce que la licencia sin sueldo de su cliente concluye el 14 de junio próximo y de acuerdo con la ley vigente debería presentarse hasta el 16 de mayo siguiente para que no se declare abandonado el puesto. Lo que sí aclara el abogado es que la licencia solicitada no fue con cargo a vacaciones.

Ron no da detalles de los pasos que seguirán en el tema administrativo dentro de la Contraloría General, pero asegura que están analizando cuál es la alternativa que se va a utilizar para este tema.

La madrugada de este miércoles, el contralor subrogante fue trasladado desde la Cárcel 4, en donde cumple la prisión preventiva, hasta el hospital Eugenio Espejo, en Quito, pues dio positivo por COVID-19. Celi habría presentado fiebre alta y complicaciones en su tracto respiratorio, lo que hizo que se llamara a una ambulancia y luego de una valoración se lo trasladó a una casa de salud.

Por el lado jurídico, el abogado de Celi planteó un recurso de revisión de la orden de prisión preventiva que pesa sobre su cliente. De esa forma no solo se buscaría que Celi pueda defenderse en libertad, acuda a las revisiones médicas que, dice Ron, son necesarias y urgentes, sino también que pueda asistir personalmente a la Contraloría para retomar sus funciones de contralor subrogante.

A partir de las 11:30 del lunes 14 de abril próximo se realizará en la Corte Nacional de Justicia (CNJ) la audiencia para conocer el recurso de revocatoria de la orden de prisión preventiva que pesa sobre Celi. El 13 de mayo pasado, de forma unánime los jueces de la CNJ, Byron Guillén, Luis Rivera y Mercedes Caicedo, rechazaron los recursos de apelación a la prisión preventiva de los hermanos Celi y de los hermanos Agusto Briones.

El juez nacional Felipe Córdova, quien está a cargo del caso por delincuencia organizada, será el magistrado que analice los argumentos que se entreguen en la audiencia de revocatoria para pedir el cambio de la prisión preventiva por cualquier otra de las medidas cautelares existentes: presentación periódica, prohibición de salida del país, usos de grillete… De aceptarse el pedido, Celi podría recuperar su libertad y presentarse en la Contraloría.

Valentina Zárate estará al frente de la Contraloría del Estado ‘de manera subrogante’

“Jurídicamente debería ser un resultado positivo porque se han desvirtuado todos los elementos que sirvieron de base para que se dicte la prisión preventiva (…). Segundo, por un tema de igualdad jurídica y de igualdad como ciudadanos, ya que hay otros procesados que se encuentran gozando de medidas sustitutivas en el mismo caso y sobre los mismos hechos”, dijo Ron.

A estos argumentos, Marcelo Ron suma el tema de salud que atraviesa su defendido, no solo por el positivo de COVID-19 que mantiene, sino también por complicaciones en el ojo derecho, por una supuesta falta de atención médica especializada en el centro de privación de la libertad en que se encuentra, lo que estaría generando que pierda la visión de ese lado.

Ron dice que aceptan cualquier otra medida cautelar que se considere, para que por lo menos se le permita ser atendido “humanitariamente” de acuerdo con sus necesidades de salud y luego que se pueda defender en igualdad de condiciones como los demás procesados.

El constitucionalista Rafael Oyarte explica que si Pablo Celi no se reintegra a sus funciones en los tres días siguientes a cumplidos los días de licencia, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) deberá declarar el abandono del cargo. “Producida esta causa de ausencia definitiva deberá el mismo CPCCS iniciar el concurso para nombrar al nuevo titular de la Contraloría”.

Desde el mismo 14 de abril pasado que se le ordenó prisión preventiva al contralor Celi, Valentina Zarate asumió la dirección de la CGE como contralora subrogante. Ella deberá mantenerse en el cargo hasta que se diluciden todas estas cuestiones administrativas dentro de la Contraloría General.

De lo que se conoce, el Consejo de Participación iniciaría en quince días el proceso para designar al contralor titular. Ya existiría una comisión conformada por los asesores de los consejeros, quienes avanzarán primero con los instructivos, para luego dar inicio oficialmente al concurso de méritos y oposición que concluirá con la designación de quien liderará la CGE. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Último artículo