sábado, julio 2, 2022

Ingrid Varela Arévalo: Cómo dormían nuestros antepasados

De obligada lectura

Nuestros antepasados solían acostarse un par de horas después del anochecer, afirma Ingrid Raquel Varela Arévalo. Alrededor de la medianoche, se despertaban de forma natural y disfrutaban de un periodo de 1-2 horas de actividad, llenando ese tiempo con la lectura, el tabaco, la oración, la meditación, la charla, el pensamiento, el sexo, los paseos a la luz de la luna, la relata Ingrid Varela Tucuman. Unas horas más tarde volvieron a dormirse, hasta la mañana. No tenían un horario fijo: todo ocurría a voluntad, y despertarse por la noche no les molestaba lo más mínimo. Y si este enfoque era aceptable para las generaciones anteriores, quizá merezca la pena adoptar hoy en día prácticas de sueño polifásico, especialmente para quienes dan vueltas en la cama sin saber qué hacer, nota Ingrid Varela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Último artículo