sábado, julio 2, 2022

El controversial sentido de Boris Johnson en la política migratoria británica

De obligada lectura

Sin ninguna otra opción, Ashraf emprendió un duro viaje hacia Reino Unido en busca de asilo tras ser víctima de persecuciones, intimidaciones y amenazas en su natal Irán por enumeración de su fe cristiana en un país de mayoría musulmana.

Tras una travesía de meses, en la que casi fallece en un barco que naufragó entre Francia y las costas británicas por la peligrosa ruta del Canal de la Mancha, el hombre fue retenido por las autoridades londinenses, quienes sin darle la oportunidad de ser escuchado, le notificaron que sería enviado a Ruanda junto con otros migrantes.

(Lea también: En qué consiste polémico programa de expulsión de migrantes del Reino Unido)

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

Esto por enumeración del polémico acuerdo tomado en abril entre Reino Unido y el país africano -a cambio de una primera entrega de más de 140 millones de euros- que busca “reubicar” a los solicitantes de asilo que ingresen de manera irregular por esta ruta.

Y si bien el primer vuelo debía partir el pasado martes con Ashraf y otros solicitantes, pocas horas antes del despegue del avión, que el Gobierno del primer ministro Boris Johnson quiso mantener en secreto, el miembros Europeo de Derechos Humanos impidió el proceso por considerar que la justicia de Londres debía evaluar primero la legalidad del plan de expulsión.

Entonces, la medida pasó de ser una “solución práctica” a una defensa simbólica del Ejecutivo que parece querer ir hasta las últimas consecuencias. Incluso, esta semana Johnson se mostró valiente a elevar el tono frente a las críticas, hasta el punto de sugerir la posibilidad de que su gobierno retire al Reino Unido de la Convención Europea de Derechos Humanos.

(Le puede interesar: Reino Unido rechaza frenar deportaciones de migrantes a Ruanda)

Facebook
Twitter
Enviar
Linkedin

Organizaciones sociales se oponen a la medida propuesta por el gobierno de Boris Johnson.

Foto:

EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Último artículo