domingo, agosto 14, 2022

Tributaria de Petro: los nuevos impuestos que se asoman en Colombia

De obligada lectura

Si bien el grueso de la reforma tributaria que impulsará desde la próxima legislatura el nuevo Gobierno estará concentrado en buscar recursos entre quienes tienen ingresos superiores a 10 millones de pesos y en revisar iniciativas como quitar varias exenciones, ya surgen ideas alternativas que tocarían el bolsillo de los colombianos del común.

La primera de ellas proviene del planteamiento hecho por la designada ministra de Salud, Carolina Corcho, quien en el reciente encuentro de los congresistas del Pacto Histórico, en Medellín, afirmó que en esta reforma se deben buscar recursos para respaldar al sector.

(Le puede interesar:  Impuestos recaerían sobre los de siempre: ¿de ellos, quiénes pagarían más?)

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

En este sentido, Corcho no descartó que uno de los nuevos gravámenes sea para las bebidas azucaradas, un tributo que fue propuesto en la reforma tributaria del 2021, pero no tuvo acogida en el Legislativo.

En agosto del 2021, la Federación Nacional de Departamentos radicó una propuesta en el Congreso que buscaba gravar las bebidas endulzadas y azucaradas y destinar el recaudo al sistema de salud.

Asimismo, la representante de la Alianza Verde Katherine Miranda radicó una proposición en la que las bebidas con edulcorantes, azúcares adicionados y con aporte calórico, nacionales e importadas, como aguas endulzadas, bebidas gaseosas o carbonatadas, entre otros, pagaban un impuesto que progresivamente llegaba al 25 por ciento sobre el precio a los vendedores o expendedores. En su momento, Miranda estimó que la tarifa sería el 15 por ciento en el 2022, en el 2023 del 20 por ciento, y en el 2024 llegaría al 25 por ciento.

También hubo una propuesta del representante Juan Carlos Losada, sobre la cual con una sobretasa del 20 por ciento al consumo de las bebidas azucaradas se estimó un recaudo de más de un billón de pesos anuales.

No obstante, un gravamen de ese nivel en estos productos generaría un impacto importante en los bolsillos de los consumidores, ya que, según los datos de inflación del Dane, del mes de junio, de los 188 productos que conforman la medición, las gaseosas y maltas para consumo en el hogar estaban en el grupo de los que más peso tuvieron en la inflación anual, al estar en el lugar 35, aportando 0,07 puntos porcentuales.

Y a esto se suman las bebidas que se expenden en restaurantes o en máquinas dispensadoras, con un peso de 0,04 puntos en la inflación anual de junio, ubicándose en el lugar 51.

Más ‘cobertura’ celular

Al mismo tiempo, la designada ministra de Cultura, Patricia Ariza, ya planteó la necesidad de reducir la base gravable del impuesto nacional al consumo de telefonía móvil (INC).

Así, su planteamiento es ampliar la base gravable a planes celulares de 1 o 2 unidades valor tributario (UVT), lo que en la práctica haría que el gravamen lo pagarían planes desde los 38.004 pesos si se cobra desde una UVT o desde 76.008 pesos si la base baja a 2 UVT.

Según Ariza, en el 2018 se recaudaron para cultura 69.171 millones de pesos y en el 2021 la cifra bajó a 25.117 millones. “La telefonía produce un capital impresionante. Un apoyo de la telefonía a la cultura me parece que es importante. La cultura es trasversal a todo”, dijo Ariza.

Aunque según el Dane el rubro de servicios de comunicación fija y móvil y de provisión a internet le restó en el último año 0,25 puntos porcentuales a la inflación, Asomóvil, gremio del sector, dice que esta determinación afectaría a la población más pobre, porque se sumaría al 19 por ciento del IVA.

Frente a la tributación, en declaraciones a Noticias Caracol, el designado director de la Dian para el próximo gobierno, Luis Carlos Reyes, ratificó que se buscarán consecuencias severas para los evasores –incluyendo cárcel para los casos graves– y habló de cambios en la valoración de los patrimonios.

Estos, “para efectos tributarios, se han venido valorando a lo que se conoce como costo fiscal y eso es muy beneficioso para quienes tienen sociedades, personas jurídicas creadas especialmente para que tengan un valor nominal muy bajo, que no refleje su verdadero valor de mercado”, explicó Reyes. Por lo anterior, dijo, buscarán tener “una valoración más cercana a los precios de mercado para esos altos patrimonios”.

Y ayer, en su cuenta de Twitter, el presidente electo, Gustavo Petro, trinó que “España ha decidido poner un elevado impuesto a los bancos”, tras lo que mencionó que en Colombia hay un déficit fiscal de 83 billones.

“¿Quién pagará ese déficit en la sociedad?”, preguntó. Y agregó que, para reducirlo y “financiar el gasto que demanda garantizar derechos fundamentales debemos hacer más progresivo y justo el sistema tributario”.

Se espera que el texto definitivo del proyecto de reforma tributaria se tenga listo para la primera semana del próximo gobierno, con previa discusión de propuestas con el sector privado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Último artículo